Diez Claves para Garantizar el Éxito en las Negociaciones

Facebooktwitterlinkedinmail

Diez Claves para Garantizar el Éxito en las Negociaciones

Negociar es una habilidad que, al igual que las tácticas de guerra, debe perfeccionarse. Es importante estar preparado mentalmente para ganar. Haga el trabajo de base mucho antes de llegar a la mesa de negociaciones y decida el “camino” que va a tomar. Ser positivo le ayudará al igual que un sentido de confianza y autoestima. Deje a un lado las dudas que puedas tener y avanza preparado para ganar a toda costa.

Los siete pilares de las habilidades de negociación exitosas son;

  • poner énfasis en los puntos comunes presentar argumentos claros;
  • ser innovador y estar abierto a varias opciones;
  • centrarse en el problema que se está tratando;
  • buscar una solución clara. La clave es tener claro cuál es su resultado preferido. Sin embargo, en el fondo de tu mente, debes estar dispuesto a comprometerte hasta cierto punto.
  • presentar argumentos claros; ser innovador y estar abierto a varias opciones;
  • centrarse en el problema que se está tratando;
  • buscar una solución clara.

La clave es tener claro cuál es su resultado preferido. Sin embargo, en el fondo de tu mente, debes estar dispuesto a comprometerte hasta cierto punto.

Un buen negociador es un excelente comunicador y comprende cómo piensan, sienten y funcionan los seres humanos. Debe poder entablar amistad con las personas sentadas al otro lado de la mesa de negociaciones. Debe saber cuándo presionar con fuerza, cuándo aceptar un compromiso y cuándo alejarse. Un negociador es en muchos sentidos un artista que necesita una gran cantidad de creatividad para llevar las negociaciones a una finalización exitosa. Un negociador debe tener en cuenta las 3 elementos : justo, rápido y firme.

Tácticas que se deben utilizar para negociar

Según los gurús, existen tácticas que se deben utilizar para negociar

  • Concéntrese en el problema o asunto. Los argumentos lógicos son la clave para una negociación fluida.
  • Es importante ser firme pero cortés al hacer una postura o presentar un punto.
  • Enfatice claramente las ventajas y desventajas.
  • Sea paciente y deje que el proceso de negociación siga su curso.
  • Deje el ego a un lado y concéntrese en el asunto en cuestión. Es encontrar una solución amistosa que sea importante, no la autoestima o la posición.
  • Nunca amenace ni manipule a la parte contraria; es completamente poco ético e injusto.
  • Busque soluciones que se basen en los intereses y no en los deseos u objetivos individuales. Es mejor considerar cualquier situación como un todo y no desde un punto de vista personal.
  • Evite las trampas psicológicas y tenga la genrosidad de admitir cuando está equivocado. Se de mente abierta.
  • No acepte soluciones débiles e intente negociar un acuerdo plausible. Las medidas temporales no son lo que necesita. Debe buscarse una solución permanente.
  • Valora el tiempo, los horarios y los plazos. Un buen negociador no andará por las ramas ni adoptará tácticas dilatorias ni perderá el tiempo hablando de asuntos que no van al caso. Es profesional ponerse manos a la obra de inmediato.

La mayoría de los seres humanos nacen negociadores. Desde el primer aliento, un bebé hace que todos a su alrededor bailen con sus melodías. La mayoría de nosotros, consciente o inconscientemente, hacemos lo que tenemos que hacer para salirnos con la nuestra todo el tiempo. Y, si miramos de cerca, solo estamos dominando el arte de la negociación. Para mas informacion ve a AmericanBusinesstv.com o a
fccapitalmgmt.com para mas informacion

Facebooktwitterlinkedinmail