Planificación de la Jubilación para Propietarios de Pequeñas Empresas

Facebooktwitterlinkedinmail

Planificación de la Jubilación para Propietarios de Pequeñas Empresas

La planificación de la jubilación debe ser una prioridad para todos los propietarios de pequeñas empresas. Aquí hay tres tipos de planes de jubilación para pequeñas empresas que puede aprovechar para ahorrar para la jubilación y que también brindan ventajas fiscales para su negocio.

Es común que los propietarios de pequeñas empresas dediquen tanto tiempo y energía a administrar su negocio que no les queda tiempo para planificar su futuro financiero personal. Pero, cuando usted es dueño de una pequeña empresa, no existe un plan 401 (k) de contrapartida del empleador ni ningún otro programa de jubilación patrocinado por la empresa para unirse. Su fondo de jubilación descansa únicamente sobre sus hombros, y no priorizar la jubilación sobre las otras áreas de su negocio lo perjudicará en el futuro.

Asegurarse de cuidar su bienestar financiero, en el futuro garantizara la estabilidad financiera de su negocio.

Piense en su plan de jubilación como parte de su estrategia comercial general.

Algunos planes de jubilación tienen más ventajas fiscales para las pequeñas empresas que otros. Comience aquí echando un vistazo a los planes que incluyen una o más de estas importantes ventajas fiscales.

Planes con impuestos diferidos que hacen crecer su inversión sin aplicar impuestos

• Contribuciones del empleador que se pueden deducir como gastos comerciales

• Créditos fiscales por gastos a medida que inicia y mantiene el plan.

Hay tres tipos de planes de jubilación que los propietarios de pequeñas empresas deben considerar y que ofrecen fuertes ventajas fiscales y otros beneficios.

1. Pensión simplificada para empleados (SEP) IRA- A SEP
IRA es un plan de jubilación básico que permite a los autónomos y propietarios de pequeñas empresas hacer contribuciones directamente a sus propias cuentas. Estas cuentas tienen un límite en cuanto a cuánto puede contribuir cada año; en 2020, los propietarios pueden ahorrar hasta $ 57,000 dollares para la jubilación con una cuenta SEP IRA. Este tipo de IRA ofrece ventajas fiscales a los dueños de negocios que ahorran dinero para la jubilación y las contribuciones son deducibles de impuestos.

2. IRA SIMPLE

El SIMPLE IRA significa un plan de igualación de incentivos de ahorro para empleados. Esta IRA es un plan de jubilación patrocinado por el empleador para empresas con 100 empleados o menos y está financiado por contribuciones deducibles de impuestos y contribuciones de empleados antes de impuestos similares a la forma en que funciona un 401 (k). Los empleados pueden contribuir con una parte de su cheque de pago antes de impuestos con impuestos sobre los fondos diferidos hasta que se retire el dinero. Las IRA SIMPLES son menos costosas y más fáciles de administrar que otros planes, un gran beneficio para las pequeñas empresas ocupadas.

3. Trabajador autónomo 401 (k)

Un 401 (k) para autónomos es un plan para el propietario de un negocio autónomo sin empleados. Es un plan de jubilación con impuestos diferidos que funciona de la misma manera que un plan 401 (k) tradicional. Sin embargo, si está interesado en ahorrar una cantidad significativa de ahorros para la jubilación cada año, un plan 401 (k) para autónomos tiene una gran ventaja. Este plan considera al participante como empleador y empleado, lo que le permite contribuir más dinero cada año de lo que podría contribuir un individuo con la mayoría de las otras cuentas de jubilación tradicionales.

Cada uno de estos planes tiene sus ventajas. Elegir el más adecuado para usted y su empresa a menudo se reduce a las ventajas fiscales de las que su empresa puede beneficiarse ahora y cuánto desea ahorrar para el futuro.

Una vez que haya seleccionado su cuenta de jubilación, elabore un plan de contribución y cúmplalo

Planifique contribuir a su cuenta de jubilación con regularidad e incorpórelo a su presupuesto general cada año. Puede decidir hacer contribuciones continuas o hacer una contribución mayor al final del año fiscal. Independientemente de la frecuencia con la que decida contribuir a su cuenta, asegúrese de que la cantidad que contribuya esté directamente relacionada con la cantidad de dinero que planea necesitar durante sus años de jubilación.

La mejor manera de hacer que el ahorro para la jubilación sea una prioridad y tomar decisiones de planificación inteligentes es con la ayuda de profesionales que comprendan sus necesidades. Si aún no ha comenzado a trabajar con un planificador financiero profesional, este es un buen momento para comenzar. Y, si está buscando orientación para encontrar el planificador financiero adecuado, elegir el mejor plan de ahorro para la jubilación y planificar el futuro de su negocio, conéctese con un mentor de SCORE o de Fintech Capital Management. Ellos puede ayudarlo a desarrollar y ejecutar un plan de jubilación inteligente y a verificar los ahorros para la jubilación.
Aprende mas en AmericanBusiness.com

Facebooktwitterlinkedinmail